Refer A Friend Program USD $10 for each friend, USD $10 from each friend! REFER FRIENDS HERE >>

Selecciona una categoría

 

Administrative Charges  $ 



Provider:





Description:

Este libro histórico puede tener numerosos errores tipográficos y texto faltante. Los compradores pueden descargar una copia gratuita escaneada del libro original (sin errores tipográficos) desde la editorial. No indexado. No se muestra. 1866 edition. Extracto: ...resplandecía la altivez, en cuyas pupilas brillaba la luz misteriosa del genio. Por espacio de una hora permanació contemplando á Magdalena. Por fin le dijo de este modo:--María, héme aquí otra vez. Magdalena levantó la cabeza. La presencia de su antiguo adorador no la conmovió, porque para aquella alma tan solemnemente contrita solo existia un pensamiento: la vida eterna prometida por el Maestro divino.--Vete, Boanerges, le dijo; el pasado debe ser un sueño para tí como lo es para mí. El porvenir es todo mi afan. Dios ha tocado con su clemente mano mi alma.Vete.--Nunca, señora, respondió el cantor. Mientras me quede un soplo de vida, ese será para amarte; tu amor es para mí como el aire que respiro, comoel pan que me alimenta. Mi paso te seguirá por do quiera; puedes no amarme; puedes si así te place aborrecerme. Para que yo te ame no necesito tu amor. Magdalena se levantó y encaminóse hácia la casa con paso tranquilo. Boanerges, juntando las manos con ademan suplicante le dijo:--Te amo, Magdalena, te amo como nunca, y tu desden me va agotando la vida; me siento morir; ten lástima de mí. Toma la cruz y sigueme, ha dicho el Salvador de Israel. Siguele tú tambien, Boanerges; desprecia esta vida pasajera por la que Él nos ha ofrecido en la eternidad María entró en su casa. Boanerges, inclinando la cabeza sobre su brazo, que tenia apoyado en un ángulo del sepulcro, lloró como un niño. Cuando el sol comenzaba á hundirse tras las montañas de Occidente, enjugándose las lágrimas abandonó el jardín de Magdalena. CAPITULO XII, Ln...



We found these deals for your product: